El neón ha sido un fenómeno visual y cultural de nuestra historia reciente, por ello los profesionales de decoración de stands en Madrid centro lo utilizan para dar vida y color a muchas marcas a través de sus rótulos personalizados.

Fue a finales de 1910 cuando el inventor francés George Claude, presentó esta peculiar técnica en una feria del automóvil y apenas una década más tarde ya era utilizada masivamente en todo el mundo. Puede que recuerdes especialmente luces de neón en lugares tan emblemáticos como Times Square o el Moulin Rouge e incluso como parte del cartel principal de la película Cocktail.

Evocadoras sin lugar a dudas de los alborotados años ochenta, las letras de neón vuelven con fuerza y se abren paso no sólo como material principal de rótulos para empresas o decoración de stands en Madrid centro, sino también como alternativa para el embellecimiento de los interiores de cualquier estancia.

Se trata de un material sumamente flexible, por lo que puede moldearse casi a tu antojo, por ejemplo, insertar en el lugar adecuado una frase representativa de tu local o negocio, puede ofrecer un impacto óptico difícil de olvidar. No importa el estilo que hayas elegido, los letreros de neón pueden adaptarse tanto al gusto más descarado como al más conservador, ya que la variedad de colores y formas que pueden adoptar, te deja abierto un amplio abanico de posibilidades para escoger el que más se adapte a tu línea de negocio o gustos personales.

Sabemos que ultimar los detalles de tu proyecto es una fase muy importante y requiere de mucha seguridad y determinación, ya que la imagen de tu local o negocio habla por ti antes que tú. Por ello, en Rótulos Osuna, te asesoraremos personalmente para que realices la elección más acertada tanto para ti como para tu negocio.